volver con tu ex

Quieres volver con tu ex y lo sabes

Echas la mirada atrás y te sorprendes a ti mismo pensando en momentos claves con tu ex, como por ejemplo la primera vez que le regalaste flores, una cena que tuvisteis en vuestro sitio favorito, el mejor sexo que tuvisteis juntos o incluso aquella vez que te enfadaste tanto o te pusiste tan celoso sin ninguna razón.

Y es que uno tiende a mirar el pasado conforme hay más distancia y comprueba de que a lo mejor fuiste un crío o que muchas cosas que hiciste con tu ex podrían haber sido de forma distintas si hubieras tenido más edad, o ser más maduro o incluso una personalidad más parecida a la que tienes ahora.

Según investigaciones de expertos sobre el tema

Pensar en el pasado como algo mejor es un problema mental que puede tener solución, pero no inmediata. Es un trabajo constante sobre la confianza en uno mismo. Porque todo es un problema de autoestima, al fin y al cabo.

No estamos hablando de pensar en algo que te recuerde a él, por ejemplo, algo tan concreto como un sitio al que fuiste muchas veces con ese ex o algún regalo que tengas en tu habitación sin ningún motivo, pero que te hace recordar el momento exacto en el que te lo dio.

Esos recuerdos son normales y evitar tenerlos no es productivo. El ejercicio que debemos hacernos es poder llegar a pensar en esos momentos sin que nos devuelvan los sentimientos negativos de pérdida sobre esa persona.

Y es que es un sentimiento de pérdida muy parecidos a la muerte de una persona muy cercana, ya que crees que no la vas a volver a ver o más bien que se te ha prohibido de una forma u otra de volver a querer a esa persona y de repetir tener sentimientos o revivir situaciones.

¿Cuántas veces nos ha pasado que no podemos amar a otra persona? Esto se debe a que en el fondo estamos dejando una puerta abierta para que entre nuestro ex cuando quiera, porque mantenemos esa ilusión después de tantos años, esperando a que esa persona cambie o que tengáis algún reencuentro y podáis hablar tranquilamente algo de lo que nunca tuvisteis tiempo para hacer.

Muchos expertos se refieren a este tema como algo negativo para la personalidad y para la evolución mental de la persona, haciéndote que te quedes estancado en una personalidad durante mucho tiempo, y lo peor es que el ser humano tiene que readaptarse siempre a los cambios, si uno quiere volver con un ex es porque no quiere o no puede adaptarse a su nueva realidad, pasándole factura a la larga para tener los mismos sentimientos de amor con otra persona tan distinta o, peor aún, que busquemos la misma personalidad o atractivo en otras para suplir a ese ex.

Como saber si volver con tu ex, una cuestión práctica

Volver con un ex también puede tener muchos valores positivos tanto para ti como para afianzar aún más la relación que tuvisteis a la vez que algo negativo como hemos podido comprobar antes. Aun así, antes debes de hacer un autoexamen de conciencia para saber por qué debes en realidad volver o no con tu ex.

  1. La madurez. Ha pasado un tiempo y vuestra forma de ser es distinta, tanto la tuya como la suya, puede que seáis más adultos e incluso que hayáis dado un cambio de 360 grados en vuestro físico y ahora tú te veas con la confianza suficiente como para atraerle aún más. ¿Entonces, si habéis cambiado tanto, para qué vais a volver? Si en el fondo ya no es la misma persona de la que te enamoraste la primera vez y ha cambiado tanto, ¿tiene sentido volver si en realidad no vuelves a la misma persona? Parece una tontería, pero mucha gente no tiene esto en cuenta y cuando retoma la relación se frustra porque quiere volver a sentir lo mismo que antes con esa persona.

  2. ¿Puede volver a hacerme daño? En las relaciones la mayoría de las veces hay uno que es el que rompe con el otro, sintiendo rechazo y baja estima quien haya sido el dejado. Por lo que ese duelo que sentimos es más por eso, porque nos han hecho sufrir al rechazarnos. Entonces, es muy probable que si lo hizo una vez pueda volver a repetirlo y aquí es donde debes cuestionarte si esta vez la ruptura te dolería tanto o más que antes o que te diese igual. Si te da igual es porque solo quieres sexo con ese ex.

  3. ¿Tienes que cambiar por ese ex? Muchas veces forzamos una relación hasta tal extremo que por tal de estar otra vez con esa persona eres capaz de lo que sea. Incluso de repetir condiciones o incluso personalidades que dejaste abandonadas en el pasado con esa persona y que ahora te sientes bien por ser de otra forma. Si no quieres volver a ser esa misma persona porque ahora te sientes libre y bien contigo mismo, entonces ¿para qué vuelves si ya sabes que eso no funcionó?

  4. ¿Te estás autoengañando? Muchas de las razones por las que creemos que lo mejor de volver con un ex son las expectativas de que la relación puede llegar a ser como antes o incluso mejor, teniendo altas expectativas de lo que es en realidad. Puede que incluso hayas cambiado tanto que su personalidad no te atraiga de nuevo, pero como tienes reflejos del pasado en el que tuviste esos sentimientos, pues te engañas a ti mismo.

Es que al fin y al cabo todo es una gran mentira provocada por nuestra mente, en la que los sentimientos son reflejos de algo que tuvimos una vez y que intentamos volver a recuperar solo porque nos creíamos más felices de lo que somos ahora y que retomándolo seríamos tan felices o más felices que antes. Ahora sabes qué debes preguntarte y si es necesario o no regresar con tu ex.